RED BULL STRATOS

El pasado mes de Octubre, todo se concentró en un segundo mágico, angustioso y a la vez plácido. Precioso. Un segundo que hizo olvidar el márketing de Red Bull Stratos, el desafío a la ciencia y la medicina, el reto tecnológico o las chanzas sobre la posibilidad de éxito. Ese segundo en el que Felix Baumgartner se asomó a la cápsula, vio la curvatura de la tierra revestida de un intenso azul 39.043 metros bajo sus pies y saltó al abismo para romper, por primera vez en un humano, la barrera del sonido en caída libre.

 

gm-redbull-1-arre.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s