El Barça y los Pujol

Uno de los múltiples encargos a la agencia de detectives Método 3 por parte del F. C. Barcelona durante la «era Joan Laporta», con el ahora dirigente de Convergencia Xavier Martorell como jefe de seguridad del club, fue el espionaje de cuatro directivos, so pretexto de que era para su seguridad. Desde el club se ordenó en 2009 a la agencia de detectives recabar informes sobre Rafael Yuste, Joan Boix, Joan Franquesa y Jaume Ferrer. Los agentes de Método 3, como prueban varios mails a los que ha tenido acceso ABC, se entrevistaron con el que fuera suegro y jefe del directivo, el empresario Josep Baulies, y éste acusó a su antiguo yerno de competencia desleal y de montar una empresa «calcada» a la suya con Josep Pujol, uno de los hijos del expresidente de la Generalitat, cuando Ferrer dejó a su hija y Baulies le despidió. Además, Baulies explicó a los espías que tiene una querella presentada contra Ferrer por el conflicto mercantil, además de una demanda por no pagar la manutención de sus hijos.

Comenzó Baulies. Explicó que Ferrer y su hija se casaron «muy jóvenes», «él trabajaba en Bimbo», «y lo traje a mi empresa para que fuera mi sucesor». Baulies se los dio. Le quitaron clientes y captaron a vendedores para que trabajaran para Ferrer y Pujol, mientras seguían en nómina de Delfos. remata, cuando Ferrer comenzó en el club «fue como tesorero, y su patrimonio es impresionante: una casa en Bonanova (barrio barcelonés acomodado), una pareada en la Cerdaña y una barca».

Jesús Arcenegui 4º ESO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s